Trastorno de la articulación temporomandibular (ATM)

Trastorno de articulación temporomandibular

Trastorno de articulación temporomandibular (ATM) ¿Por qué nos duele la mandíbula? Consejos para aliviar el dolor

El trastorno de articulación temporomandibular es una afección que puede resultar ser muy molesta debido a que limita nuestra capacidad para abrir y cerrar la boca.

Cuando existe dolor en la mandíbula, actividades básicas como masticar o reírnos, pueden volverse dificultosas.

Esto se debe, por lo general, a la existencia de un problema en los músculos o articulaciones que componen la mandíbula.

Aproximadamente, el 50% de la población sufre en algún momento una disfunción o lesión en esta región; en la mayoría de los casos no se debe algo grave (1).

¿En qué consiste el trastorno de articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular (ATM) es la encargada de conectar el cráneo con la mandíbula y actúa como un punto intermedio deslizante entre ambos.

A cada lado del rostro, existe una articulación de este tipo. Los trastornos surgen cuando hay inflamación y dolor, o cuando los músculos que controlan la mandíbula sufren alguna lesión.

ATM Síntomas

Los síntomas más comunes del trastorno de articulación temporomandibular son:

  • Dolor y sensibilidad al tocar la mandíbula
  • Dolor dentro del oído o en sus alrededores
  • Bloqueo o rigidez de la articulación
  • Dificultad para realizar actividades que involucren abrir y cerrar la boca

En algunos casos, el dolor en la articulación temporomandibular puede generar un chasquido cuando se mastica.

Sin embargo, si existe un chasquido, pero no hay dolor o limitación, es probable que no necesite de tratamiento.

Causas de trastornos de articulación temporomandibular

Es difícil determinar la causa exacta de este tipo de trastorno.

Por lo general, se debe a una combinación de factores como la genética, un golpe recibido, y en ocasiones, una forma de artritis (2).

Algunas personas tienen el hábito de apretar o rechinar los dientes en momentos de tensión.

A raíz de esto, pueden desarrollarse trastornos de la articulación temporomandibular.

Por otra parte, hay personas con el mismo hábito, que jamás sufren este tipo de afección, por lo que no es una causa determinante.

En la articulación de la mandíbula existen cartílagos que protegen del roce entre los huesos.

Estos cartílagos están separados por un pequeño disco y es posible que se experimente dolor sí:

  • El disco se sale de su alineación adecuada
  • El cartílago se daña debido a alguna forma de artritis
  • La articulación sufre un daño como consecuencia de un golpe o traumatismo

Síndrome de dolor miofascial y trastorno de articulación temporomandibular

Existen algunos factores y caracteristicas de la articulacion temporomandibular, que pueden favorecer la aparición del síndrome de dolor miofascial, como, por ejemplo: apretar y rechinar los dientes mientras se duerme (conocido como bruxismo).

Otros causantes puedes ser trastornos o dificultad al respirar durante el sueño.

La apnea obstructiva del sueño puede hacer que la persona se despierte con dolor de cabeza, con énfasis en el área alrededor de la mandíbula y las orejas.

También existen pacientes que experimentan dolor en los músculos masticadores, dificultad para abrir la boca y sensación de desvío de su mandíbula con determinados movimientos.

Factores de riesgo en el dolor en la mandíbula

Cualquier persona puede sufrir de trastorno de la articulación temporomandibular, sin embargo, algunas son más propensas, debido a:

  • Artritis reumatoidea
  • Artrosis
  • Golpes, lesiones y traumatismos
  • Bruxismo
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Enfermedades en el tejido conectivo

Diagnóstico de ATM, la importancia de consultar con el médico

Probablemente sea necesario que consultes con más de un especialista para determinar la causa exacta del dolor en la mandíbula.

Estos profesionales harán una evaluación dental con el fin de determinar si tienes una mala mordida y revisarán la articulación en busca de indicios de inflamación y sensibilidad.

De igual forma, es posible que hagan una revisión alrededor de tus orejas al abrir y cerrar la boca.

Esto con el fin de descubrir si existe algún chasquido o anomalía al momento de ejecutar el movimiento.

En ocasiones se utilizan radiografías, tomografías y resonancias magnéticas para obtener una imagen de los huesos y de la articulación; sólo se emplean si se sospecha de algún daño importante.

Antes de ir a consultar, piensa si has tenido recientemente alguna infección en el oído, problemas relacionados con los nervios y/o dolor de cabeza, ya que podrían ser importantes a la hora de efectuar un diagnóstico.

Trastornos de la articulación temporomandibular tratamientos

En la mayoría de pacientes el trastorno de la articulación temporomandibular es pasajero y se puede aliviar con antiinflamatorios y procedimientos no quirúrgicos.

Las cirugías suelen ser el último recurso, cuando el tratamiento convencional y conservador no ha funcionado y existe riesgo de un daño significativo en la articulación.

Dependiendo de la gravedad del caso, se pueden utilizar prótesis bucales, analgésicos no esteroideos por tiempo prolongado y fisioterapia.

La terapia física puede implicar ultrasonido, biorretroalimentación electromiográfica, ejercicios de relajación y estiramiento.

También se le enseña la persona a ser consciente al apretar la mandíbula y a relajar conscientemente los músculos.

B-Cure en el tratamiento de articulación temporomandibular

El tratamiento de este tipo de trastornos generalmente incluye una combinación de varias opciones, como mencionamos anteriormente.

Entre los tratamientos más recomendados, medicamentos, fisioterapia, aparatos de tratamiento dental, consumo de alimentos más blandos, evitar los alimentos que presionan la articulación.

Otro tipo de tratamiento es la terapia láser de bajo nivel (conocida como terapia de láser frío, LLLT por sus siglas en inglés).

Este tipo de tratamiento alternativo ha demostrado ser sumamente eficaz en pacientes que sufren de trastorno temporomandibular y síndrome de la articulación temporomandibular, entre otros tratamientos.

El análisis estadístico del siguiente estudio mostró que el tratamiento láser de bajo nivel fue efectivo. La conclusión del estudio de Bonferroni, indica una disminución del dolor.

El estudio respalda la eficacia del tratamiento LLLT domiciliario en dolores relacionados a ATM.

Consejos útiles para aliviar el dolor de mandíbula

A continuación, encontrarás una serie de indicaciones que te pueden ayudar a aliviar el dolor de mandíbula:

  • Ingiere alimentos blandos y bebidas frías
  • Aplica compresas de hielo en la parte externa de tu rostro
  • Evita movimientos bruscos si sientes dolor
  • Utiliza fármacos de venta libre como ibuprofeno
  • Trata de ser consciente al apretar la mandíbula
  • Duerme en una posición correcta para evitar la apnea obstructiva del sueño
  • Práctica diferentes técnicas de relajación y disminución del estrés
  • Haz estiramientos suaves de la mandíbula y ejercicios para mejorar su rango de apertura, siempre y cuando no sientas dolor.

Complicaciones ¿Qué sucede cuando no se trata a tiempo?

Cuando el dolor en la mandíbula no se trata correctamente puede generar en el paciente dolor facial y dolor de cabeza crónico.

Esto interferirá en el día a día y te impedirá llevar a cabo tus actividades.

¿Qué puedes hacer para evitar el trastorno de dolor de mandíbula?

Hay algunas medidas que puedes tomar para evitar la inflamación en la articulación temporomandibular, por ejemplo:

  • Evita masticar chicle por períodos de tiempo prolongados
  • Aprende técnicas de relajación (¡y ponlas en práctica!)
  • Mantén una buena postura

¿Cuándo consultar al médico?

Será necesario que consultes con un médico o profesional de la salud, si tienes problemas para comer o abrir la boca.

De igual forma, será necesaria la atención médica si recientemente recibiste un golpe en la zona facial, incluso si no sospechas que padeces un traumatismo o trastorno de articulación temporomandibular.

 

 

 

 

 

Referencias

(1) Scielo

(2) Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial

(3) MSD Manuals

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.