Síndrome del túnel carpiano

Síndrome del túnel carpiano bcure laser

Síndrome del túnel carpiano: Dolor y debilidad en la palma de la mano y la muñeca

El síndrome del túnel carpiano es una afección que tiene lugar principalmente en la muñeca.

En ocasiones, el dolor puede extenderse hacia la palma de la mano, los dedos y el antebrazo.

Localizado en una de nuestras extremidades, este tipo de dolor puede ser muy molesto.

Si no se trata a tiempo, el dolor en el túnel carpiano puede incapacitar al paciente de realizar actividades básicas.

Desde hace tiempo se cree que una de las posibles causas de lesión del túnel carpiano, es el uso de la computadora.

Como verás en este artículo, es probable que el uso de ordenadores sea un causantes principal de esta dolencia.

¿En qué consiste el síndrome del túnel carpiano?

La estructura de la mano y la muñeca es muy compleja.

Esto se debe al tamaño, movilidad y cantidad de acciones que hacemos con ellas.

Donde finaliza la mano, encontramos una especie de túnel formado por pequeños huesos denominados huesos carpianos.

Estos huesos forman un arco de aproximadamente una pulgada de ancho (1).

tunel-de-carpio

Por este túnel rígido de huesos y tejido pasan nervios que conectan los dedos y permiten el movimiento y sensibilidad.

Cuando el nervio mediano se comprime genera la sensación de entumecimiento, hormigueo y debilidad, tan característicos del síndrome del túnel carpiano.

Síntomas más comunes en los pacientes afectados

Hay varios síntomas que puede sentir un paciente cuando existe una lesión en el túnel carpiano, por ejemplo:

  • Entumecimiento en el pulgar, dedo medio, índice y anular
  • Cosquilleo en la palma de la mano
  • Sensación de espasmo
  • Dolor y/o cosquilleo del antebrazo hasta el hombro
  • Debilidad y torpeza en las manos
  • Dificultad para realizar movimientos delicados, abotonar la ropa, tomar objetos pequeños con la punta de los dedos, etc.
  • Incapacidad al sostener objetos en las manos

Estos síntomas se manifiestan de forma gradual (2) y muchas veces el paciente no es consciente de que padece el síndrome túnel del carpio.

Causas comunes

La lesión del túnel carpiano tiene lugar cuando algo presiona el nervio medio y como consecuencia de ello una serie de factores que propician su aparición.

Básicamente, cualquier acción que genere tensión e irritación, puede provocar la afección de la zona y los síntomas antes descritos.

En algunos casos, una fractura en la muñeca puede hacer que el arco generado por los huesos se estreche.

En otros pacientes, esto se debe a la inflamación generada por la articulación o los músculos.

Cuando el síndrome túnel del carpio se genera por enfermedades inflamatorias, como la artritis y el lupus, las molestias pueden desaparecer una vez que se logra controlar el sistema inmune.

Los movimientos repetitivos y aquellos donde se acentúan las flexiones y extensiones con la muñeca, pueden irritar los nervios.

La musculatura de esta región, puede verse afectada, aumentando las probabilidades de una lesión en el arco carpiano.

El uso de la computadora y el síndrome del túnel carpiano

Estudios que indican que existe una relación entre el uso extensivo de ordenadores y dolor en túnel de Carpio (3).

Se cree que una de las principales razones son los movimientos repetitivos y el uso de artefactos no ergonómicos.

Su uso obliga a las manos a permanecer en una posición incómoda por un tiempo prolongado.

Por ello, se han diseñado almohadillas protectoras fabricadas con gel y teclados con diseño curvo, para evitar este problema.

Factores de riesgo ¿Quién es más propenso a padecer dolor en muñecas y en el arco carpiano?

Como mencionamos previamente, el síndrome del túnel carpiano está vinculado a diversos factores y no a un único motivo:

Se consideran factores de riesgo para su desarrollo, las siguientes condiciones:

Anatomía y genética: el arco carpiano puede ser más pequeño en algunas personas. Esto se debe a sus genes.

Movimientos repetitivos: muchos oficios y actividades pueden generar el síndrome de túnel de Carpio, por medio de actividades y movimientos repetitivos. Algunos ejemplos son: coser, amasar y escribir en un ordenador.

Género y edad: por lo general, las mujeres son más propensas a esta afección en comparación con los hombres y al mismo tiempo es más común en personas de edad media.

Enfermedades que afectan los nervios y las articulaciones: la diabetes, lupus, artritis y otras patologías inflamatorias pueden afectar la muñeca y con esto el nervio medio.

Medicamentos: ciertos medicamentos también afectan los nervios y su funcionamiento, generando inflamación y dolor.

Retención de líquidos: hay casos particulares, donde la retención de líquidos por el embarazo y la menopausia, aumentan la presión en los huesos de la muñeca. Es conocido que una vez que pasan estas etapas se experimenta una mejora.

Diagnóstico por parte de un profesional

Solo un profesional de la salud puede hacer un diagnóstico certero del síndrome del túnel carpiano y para esto realizarán distintas pruebas y una evaluación física.

Los traumatólogos realizan movimientos con las manos y dedos del paciente a fin de encontrar indicios de molestia y patrones.

Esta exploración física consiste en doblar y flexionar dedos y muñecas, estirarlos, levantar objetos con poco peso, etc.

También es probable que se realicen pruebas electrofisiológicas (4) que evalúen la conducción nerviosa que va desde la mano hasta el brazo y una electromiografía, dirigida hacia el estudio de los músculos.

Si hubo una fractura reciente, lo indicado es utilizar ecografías, radiografías y resonancias magnéticas para tener una imagen de los huesos y su estado.

Tratamiento para una lesión del túnel carpiano

Una lesión del túnel carpiano puede mejorar por medio de un tratamiento conservativo o a través de una cirugía donde se liberé la presión en el arco de los huesos de la muñeca.

Cuando se le recomienda fisioterapia a un paciente, su dolor se trata con el uso de compresas frías y calientes en la zona afectada, también se realizan algunos estiramientos que le ayudarán a aliviar la tensión.

En algunos casos se receta el uso de una férula del túnel carpiano.

Esta férula se utiliza durante las noches para evitar flexionar la muñeca mientras se duerme y ayuda a la persona a mantener una alineación neutra.

Normalmente se utilizan antiinflamatorios no esteroideos, cómo el naproxeno o el ibuprofeno, para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

Existen inyecciones de corticosteroides que se aplican directamente en la muñeca, este tipo de inyecciones suele generar un alivio inmediato y duradero.

Por último, la cirugía.

Si se ha decidido operar, lo que se hace es cortar el ligamento que ejerce presión sobre el nervio medio, eliminando así el factor que genera dolor.

La intervención quirúrgica suele ser la solución cuando el problema se extiende por mucho tiempo y no se puede resolver mediante cambios de hábitos posturales y tratamiento conservativo.

Tratamiento con láser B-Cure (tratamiento natural del tunel carpiano)

El tratamiento de terapia de bajo nivel B-Cure, puede ayudar con el síndrome del túnel carpiano.

En primer lugar, este tratamiento trata el dolor causado por la presión sobre el nervio, consecuentemente libera una mayor cantidad de endorfinas.

En segundo lugar, el láser B-Cure trata la hinchazón que crea presión sobre el nervio, mejorando los procesos naturales del cuerpo.

El tratamiento es seguro, eficaz y puede proporcionar un alivio duradero del dolor.

¿Qué tipo de complicaciones pueden existir? Síndrome tunel carpiano

Si el síndrome del túnel carpiano no se trata de manera adecuada, puede generarse un daño irremediable en el nervio, que se manifiesta con dolor intenso, hormigueo, entumecimiento y debilidad permanente.

Acciones que puedes tomar para prevenir la inflamación en el túnel carpiano

La mayoría de pacientes pueden tomar algunas acciones para prevenir el desarrollo de una lesión en el túnel de Carpio.

A continuación, encontrarás una serie de indicaciones que puedes realizar en tu propia casa:

Evita movimientos bruscos y repetitivos con tus manos: Presta atención a cómo realizas tu trabajo, por ejemplo, tal vez presionas las teclas con demasiada fuerza o cargas objetos muy pesados.

Realiza pausas activas y estiramientos: Durante tu jornada laboral, dedica algunos minutos a descansar y aprovecha este tiempo para realizar movimientos relajantes.

Mantén una buena higiene postural: Evita dormir con las muñecas flexionadas. Si tienes este hábito, podrías utilizar una férula para evitarlo.

Utiliza dispositivos electrónicos ergonómicos: Existen teclados y ratones con un diseño ergonómico para evitar la distensión a la muñeca; en su defecto, podrías utilizar almohadillas de tela suave o de gel.

Cuida tus manos del frío: Las bajas temperaturas generan dolor y rigidez en las articulaciones, sobre todo si ya tienes una lesión previa.

¿Cuándo consultar al médico?

Lo ideal es que consultes con un doctor si detectas los primeros síntomas de  síndrome del túnel carpiano, de esta manera se puede prevenir el daño en los nervios y evitar ocasionalmente una cirugía

 

 

 

Referencias

(1) Orthoinfo

(2) TopDoctors

(3) Intramed

(4) Clínica Universidad de Navarra

 

You may also like...

1 Response

  1. November 24, 2021

    […] Síndrome del túnel carpiano […]

Leave a Reply

Your email address will not be published.