Periodontitis

Periodontitis

Periodontitis: Una infección que puede afectar gravemente tu dentadura

La periodontitis, también denominada enfermedad de las encías, consiste en una infección grave que daña el tejido blando y que podría destruir el hueso que sostiene los dientes.

Básicamente, esta afección hace que tus encías  pierdan su forma, por lo que los dientes se aflojan y pueden desprenderse.

De acuerdo con los datos de la OMS, aproximadamente un 10% de la población mundial sufre de esta enfermedad de las encías debido a que no se atienden los primeros síntomas y se tiene hábitos de higiene bucal deficiente.

¿Cuál es la función de las encías?

La encía, que también recibe el nombre de gingiva, es un tejido conectivo fibroso que se ubica alrededor y en la base de nuestros dientes, cubriendo el hueso alveolar, y la raíz de los mismos.

En términos sencillos, su función es soportar y mantener nuestros dientes en su sitio, sin ella nuestra dentadura no existiría y no podríamos comer.

Los dientes están sujetos por medio de un ligamento en el interior de nuestra boca, y la encía se encarga de sellarlos y de protegerlos contra la agresión de las bacterias, los alimentos y sustancias químicas (1).

Una encía saludable tiene una apariencia rosada, son firmes, sensibles al dolor, temperatura y presión.

¿Cómo se desarrolla la periodontitis?

La periodontitis es un estadio de infección muy avanzada, que comienza con la inflamación de las encías, denominada gingivitis.

Cuando ingerimos alimentos, ciertos residuos se acumulan en nuestros dientes formando el sarro. El sarro luego de un tiempo genera algunas sustancias que irritan la encía, sobretodo en la parte que rodea los dientes, causando inflamación.

Esta inflamación hace que las encías sangran con facilidad y puede producir caries dentales, cuando la gingivitis no se trata a tiempo se transforma en periodontitis, y si esta enfermedad no se trata a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

Las encías también pueden inflamarse por frotarse fuertemente los dientes durante el cepillado, o por insertar con mucha fuerza la seda dental.

Síntomas característicos de la periodontitis

El síntoma característico de la enfermedad de las encías es el sangrado espontáneo durante el cepillado, también el enrojecimiento, la inflamación y el dolor en las encías.

También puede aparecer:

  • Mal aliento
  • Hipersensibilidad al frío
  • Percepción de los dientes más largos
  • Pérdida de la encía
  • Movilidad o separación de los dientes
  • Accesos o flemones en las encías, esto normalmente ocurre en una fase avanzada.

Posibles complicaciones de la periodontitis

Diversos estudios señalan que la periodontitis puede afectar nuestra salud en general. La inflamación aumenta el riesgo cardiovascular, la probabilidad de infecciones respiratorias, descompensación de diabetes e incluso parto prematuro.

La periodontitis altera el estado metabólico-endocrino en las personas, por lo tanto, un paciente con diabetes tiene más riesgos de sufrir periodontitis y viceversa (2).

Además, la periodontitis puede aumentar la resistencia a la insulina, haciendo más difícil el control de la glucemia.

Por otra parte, las personas diabéticas sufren de una reducción en el flujo salival, esto contribuye a la acumulación de placa, propagación de caries, infecciones y enfermedades periodontales.

La periodontitis también es un factor de riesgo cardiovascular debido a que genera inflamación, y los procesos inflamatorios no controlados pueden desencadenar síndromes coronarios graves.

También se cree que alguno de los gérmenes que causan la periodontitis puede desplazarse a las placas de ateroma en los vasos sanguíneos.

Métodos de tratamiento convencional

Un dentista odontólogo profesional puede diagnosticar y tratar cualquier problema en las encías, además puede orientarte en las medidas preventivas que te ayudan a conservar la salud bucal.

Los casos más graves de periodontitis, este mismo especialista se encarga de la reconstrucción de los tejidos perdidos.

Básicamente el tratamiento para la enfermedad de las encías consiste en tres fases:

Primera fase: Se hace un raspado y alisado radicular, que es una limpieza manual por debajo de las encías y se le indica al paciente una serie de instrucciones de higiene específicas.

Segunda fase: Son necesarias pequeñas cirugías en algunas partes de la encía para corregir los defectos que pudo haber dejado la inflamación.

Fase final: Se realiza programa de mantenimiento y seguimiento para prevenir y controlar la aparición de las bacterias nuevamente.

Tratamiento de la inflamación de las encías con láser de bajo nivel

Los métodos más avanzados de tratamiento para la periodontitis consisten en la aplicación de láser de bajo nivel, que es básicamente la aplicación de energía en forma de luz.

Cuándo se aplica energía en ciertos tejidos, ésta se puede utilizar como elemento cortante o vaporizador, facilitando la eliminación de ciertos tejidos blandos infectadas o de tejidos duros, como calculo óseos.

El uso del láser es muy sencillo y tiene buenos beneficios, por esto se ha extendido el tratamiento para la enfermedad periodontal, en el que es necesario eliminar la placa y tejido infectado (3).

Para quienes padecen infecciones dentales crónicas, los dentistas recomiendan el tratamiento con láser de bajo nivel.

Hoy en día, esto se puede hacer en casa, a diario, utilizando el láser B-Cure.

El tratamiento con láser de bajo nivel ayuda a reducir y detener el proceso de inflamación de las encías.

El láser de bajo nivel aumenta la liberación de enzimas antiinflamatorias y ayuda al cuerpo en su proceso de curación natural.

B-Cure Laser ofrece un tratamiento desde la comodidad de su hogar, con un dispositivo compacto, portátil y de fácil uso.

El primer tratamiento comienza con 1,5 minutos para cada punto de tratamiento, aumentando gradualmente la duración a 8 minutos, dos veces al día, durante un período de al menos dos semanas

Prevención de la enfermedad de las encías

Para evitar la periodontitis, primero es necesario evitar la aparición de la gingivitis, que es la inflamación y sangrado de las encías, de manera que no evolucione y género infecciones.

La medida principal es seguir una buena rutina diaria de limpieza e higiene bucal. Además, se deben llevar a cabo un par de limpiezas dentales de profilaxis anuales para eliminar la placa.

Para impedir el avance de infecciones gingivales puedes tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Cepilla tus dientes por lo menos 2 veces al día
  • Utiliza hilo dental y cepillos interproximales, de esta manera se retiran los restos de alimentos de manera más eficiente.
  • Utiliza enjuague bucal regularmente
  • Mantén una dieta equilibrada y saludable.
  • Déjala hábito de fumar.
  • Si sospechas que tienes caries acude con tu odontólogo de inmediato.

La gingivitis y la periodontitis se pueden evitar, mantener una salud bucal óptima es muy sencillo, solo debes prestar más atención y mantener buenas prácticas de higiene.

 

Fuentes

(1) msdmanuals

(2) ¿Qué es la periodontitis y cómo puede causar la pérdida de piezas dentales?

(3) middlesexhealth

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.