Dolor en las articulaciones de los dedos

dolor en los dedos

Dolor en las articulaciones de los dedos 

El dolor en los dedos puede ser bastante limitante.

En ocasiones, esta afección puede evolucionar al punto de generar un daño irremediable en las manos de quien lo padece.

Simples acciones cotidianas pueden convertirse en tareas difíciles de realizar.

En ocasiones, el dolor en las articulaciones de los dedos es el primer síntoma de artrosis o artritis.

No es normal sentir inflamación y dolor en las articulaciones de las manos, incluso si se realizan actividades repetitivas.

Si comienza a padecer este tipo de molestias, preste atención y acurra a una visita médica.

¿De qué se trata el dolor en los dedos?

El dolor articular puede ir acompañado de cambios degenerativos en los cartílagos que protegen los huesos de rozar entre sí.

Esto se conoce como artrosis o osteoartritis.

También puede deberse a un trastorno del sistema inmune, denominado artritis reumatoide (AR), en que las defensas atacan por error los tejidos saludables del cuerpo generando dolor, inflamación y enrojecimiento.

Existe la artritis postraumática, que tiene lugar luego de una lesión o accidente en que las manos han sufrido un impacto.

Las fracturas y los dedos torcidos también pueden causar artritis postraumática.

En determinadas ocasiones pueden acelerar la rotura del cartílago y generar inflamación crónica.

Síntomas de dolor en articulaciones de los dedos

El dolor en las articulaciones de los dedos puede estar acompañado de cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor con ciertos movimientos o en estado de reposo, sobre todo a primeras horas de la mañana luego de despertar.
  • Inflamación
  • Enrojecimiento
  • Fiebre local
  • Rigidez en las articulaciones y en toda la mano
  • Debilidad y pérdida de fuerza
  • Deformidad en algunos dedos
  • Pérdida de la función articular y muscular.

Dependiendo del tipo de artritis pueden manifestarse una o más de las molestias anteriores.

Cabe aclarar que el doctor indagará si hay alguna otra manifestación de enfermedad.

Por ejemplo, la artritis reumatoide genera fatiga inexplicable, fiebre, pérdida de apetito y malestar general en todo el cuerpo.

Causas ¿A qué se debe este tipo de artritis?

Hasta el momento los investigadores desconocen las causas exactas de la osteoartritis y de la artritis reumatoide.

Se sospecha que múltiples factores están implicados en la aparición de ambas enfermedades.

Por un lado, la genética, obesidad, lesiones previas, debilidad muscular y el uso repetitivo de las manos puede favorecer la aparición de la osteoartritis (1).

Respecto de la artritis reumatoide, es un trastorno del sistema inmunológico.

Se cree puede desencadenarse luego de una enfermedad viral, exposición a ciertos químicos en el ambiente y genética del paciente.

La artritis postraumática se desarrolla como consecuencia de un accidente donde el impacto produce inflamación y dolor en las articulaciones de las manos, sea a causa de una caída o golpe.

Lesiones frecuentes en los dedos de las manos

Estas son alguna de las lesiones más frecuentes que generan dolor en las articulaciones de los dedos:

Pulgar del esquiador: se da principalmente en personas que realizan actividades al aire libre con un bastón.

Cuando se caen al suelo, intentan utilizar el bastón como un soporte.

En dicha lesión, el dedo se dobla hacia atrás o hacia el costado, lastimando el ligamento colateral cubital.

Esguince: lesión en que las fibras duras que conectan un hueso con otro se lastiman por causa de sobre estiramiento.

Síndrome compartimental: afección extraña y dolorosa que se desarrolla cuando la inflamación comprime músculos, nervios, huesos y vasos sanguíneos.

La presión genera entumecimiento, sensibilidad y hace la circulación más lenta y puede generar un daño permanente en los tejidos.

Dislocación: Conocida como luxación, ocurre al estirar o empujar los huesos fuera de su lugar; bastante común en hombro, codo y cadera.

Fractura: puede variar desde una fisura delgada en el hueso hasta su completa rotura hasta perder alineación.

Normalmente la fractura viene acompañada de otras lesiones.

Factores de riesgo asociados al dolor articular en los dedos

Cualquiera puede desarrollar osteoartritis o artritis reumatoide.

Quiénes tienen familiares con este tipo de enfermedades, tienen una probabilidad mayor de padecerla.

Diversos estudios informan que fumar aumenta en un 20% el riesgo de padecer artritis reumatoide (2).

Otros factores como la obesidad y los problemas hormonales tienen un efecto similar.

Ambas condiciones suelen desarrollarse entre los 40 y 60 años.

También puede manifestarse en personas jóvenes; no se trata de una enfermedad que afecta solamente a gente mayor.

Accidentes y golpes con las causas de artritis postraumática, por lo que deportes extremos aumentan las probabilidades de padecerla.

Diagnóstico del dolor en los dedos

Al existir diversos motivos para este dolor, el médico hará varias preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cuándo empezaron los síntomas?
  • ¿Qué empeora el dolor?
  • ¿Qué mejora los síntomas?
  • ¿Ha habido alguna lesión en las manos recientemente?
  • ¿Existen otros síntomas como fiebre, pérdida de peso, sarpullido, fatiga inexplicable, ojos secos o boca seca?

También será necesario un examen físico de las manos para identificar anormalidades, deformaciones, desviaciones y nódulos.

Es posible que el doctor ordene pruebas de imagen, es decir, rayos X y resonancias magnéticas.

Esto con el fin de comprobar si hay un daño que no se puede apreciar a simple vista.

Si hay sospecha de un proceso autoinmune, un análisis de sangre ayudará a detectar la presencia de inflamación.

Tratamiento convencional

El tratamiento para inflamación y dolor en las manos dependerá del tipo de artritis, por lo general se utilizan estas opciones:

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos: fármacos de venta libre, como ibuprofeno, meloxicam y naproxeno.

Inyecciones de esteroides: se utilizan cuando los medicamentos anteriores no resultan tan efectivos.

Fármacos antirreumáticos modificadores de enfermedad: ayudan a controlar el sistema inmunológico y evitar que siga haciendo daño, el más común el methotrexate.

Entablillado: se utiliza cuándo hay demasiada atención a la articulación o ha sufrido algún daño, como fractura o luxación.

También es utilizado en personas con artritis para evitar que sus dedos se deformen.

Cirugía: si el daño articular es severo se realizan reemplazos articulares para aliviar el dolor del paciente y devolverle su funcionalidad.

Tratamiento alternativo

B-Cure Laser es eficaz en el tratamiento del dolor e las articulaciones de dedos  el síndrome del dedo en gatillo.

el láser ayuda a tratar la inflamación, a la vez uue reduce el dolor y la hinchazón.

B-Cure Laser proporciona una terapia láser revolucionaria, que ofrece el poder de algunos láseres profesionales que se usan en las clínicas, en un dispositivo portátil liviano que se puede usar desde la comodidad del hogar.

Prevención del daño

Los accidentes pueden prevenirse si se sigan las normas de seguridad correspondientes acorde a la actividad que realices.

Si prácticas algún deporte asegúrate de preparar tu cuerpo y ejecutar la técnica correctamente.

Desconocemos si existe una manera de evitar la artritis y la osteoartritis, ya que se desconocen sus causas.

Sin embargo, una vez que aparecen estas enfermedades se puede evitar el daño permanente en las articulaciones.

Estas indicaciones pueden ayudarle:

Señales de dolor: si detecta molestias frecuentes, rigidez, inflamación, acuda al médico.

Cambia tu alimentación: reduce la ingesta de azúcar, grasas y alimentos que puedan favorecer la obesidad.

Fumar: el tabaquismo afecta la irrigación de sangre hacia los huesos y articulaciones y genera desequilibrios el sistema inmunológico. ¡Deja de fumar hoy!

Realiza ejercicio con regularidad: Cuando los músculos están lo suficientemente fuertes pueden proteger las articulaciones de daños y lesiones, además aumentan el rango de apertura y movilidad en las personas con artritis.

Busca alternativas: En ocasiones los fármacos y analgésicos no mejoran los síntomas y es necesario buscar otras alternativas.

Complicaciones de la artritis en las manos

Existen varias complicaciones asociadas a la osteoartritis y artritis reumatoide.

Si la inflamación comprime el nervio mayor de la mano y los dedos, puede ocasionar síndrome de túnel carpiano.

Las formas avanzadas de artritis reumatoide aumentan el riesgo de endurecimiento y obstrucción arterial.

Además, el sistema inmunológico puede atacar el saco que rodea el corazón.

Tanto la osteoartritis como la artritis reumatoide causan deformidades que limitan el movimiento de los dedos, como la flexión de la articulación media o el dedo en martillo.

Cerca del 25% de pacientes con artritis reumatoide desarrollan bultos firmes bajo la piel, denominados nódulos.

En determinadas ocasiones se debe al uso del methotrexate o a quién no se ha controlado de la enfermedad correctamente.

¿Cuándo consultar al médico?

Lo más recomendable es que acudas con un profesional de la salud si detectas síntomas de cualquier forma de artritis.

La detección temprana es la mejor herramienta para impedir el avance de la enfermedad.

Si tienes inflamación y dolor que no desaparece luego de un mes, es recomendable una cita con el doctor.

El dolor en los dedos debe tratarse lo antes posible, de manera que puedas recuperar el bienestar y la movilidad de la mano.

 

Fuentes:

(1) Osteoartritis

(2) Ser fumador aumenta el riesgo de desarrollar artritis reumatoide

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.