Dolor Dorsal

dolor dorsal

Dolor en la zona dorsal

El dolor dorsal es una afección común, pero no tanto como la lumbalgia o la cervicalgia, sin embargo, puedo aparecer de forma repentina y generar una sensación de malestar en el paciente.

La espalda media-alta suele ser más fuerte que la zona lumbar y el cuello, debido a que existen más huesos en esta zona.

Sumado a esto, los huesos no se flexionan ni tienen tanto movimiento de rotación.

En esta parte del cuerpo también encontramos las costillas y el esternón, cuya función es proteger los órganos vitales como ser pulmones y corazón.

¿En qué consiste el dolor dorsal?

Los dolores en la espalda alta pueden abarcar desde la base del cuello hasta la parte inferior de la caja torácica, en el punto donde finalizan las costillas.

Los seres humanos cuentan con 12 pares de costillas que están unidas en el centro del pecho por medio de un hueso plano llamado esternón.

Existen varios nervios y músculos delgados en esta zona, que pueden irritarse o lesionarse y generar un dolor que se extiende hasta los brazos, piernas, pecho y abdomen (1).

Síntomas característicos

Los síntomas característicos del dolor dorsal son:

  • Opresión y rigidez muscular
  • Debilidad en brazos y piernas
  • Dolor sordo, agudo o sensación ardiente
  • Hormigueo en los brazos y las piernas
  • Entumecimiento en el pecho y abdomen
  • Pérdida del control intestinal o de la vejiga

Causas ¿Por qué duele la espalda alta?

Por lo general, el dolor muscular dorsal se debe a una postura no correcta, a una lesión o al uso excesivo del músculo (2).

A continuación describimos las causas más comunes para las molestias en la espalda alta:

Mala condición física: Los músculos de la espalda pierden firmeza y fuerza con facilidad, sobre todo cuando se pasa demasiado tiempo en una misma posición y no se realiza actividad física regular.

Adoptar una mala postura frente al ordenador genera una pérdida de resistencia en los músculos de la espalda y con el tiempo puede ocasionar dolor, tensión e irritación.

Uso excesivo del músculo: Si la falta de actividad puede lesionar un músculo, el uso excesivo también. Esto sucede cuándo se hace constantemente el mismo movimiento.

Lesión traumática: Algunos accidentes pueden causar dolor de espalda superior, por ejemplo, las caídas hacia atrás, incidentes laborales, levantar objetos de manera incorrecta, hacer demasiado ejercicio y los impactos en vehículo.

Hernia de disco: Normalmente las hernias en los discos aparecen en la zona lumbar y cervical, pero también pueden aparecer en la parte media de la espalda.

Estos amortiguadores elásticos existen entre cada vértebra. Cuando una parte de ellos se desgarra, ejerce presión en la columna, generando una hernia discal.

Incluso una leve cantidad de presión puede generar un dolor significativo, al igual que otros síntomas como entumecimiento, debilidad en los brazos y piernas.

Nervios pinzados: Cuando una hernia de disco se desliza puede llegar a comprimir algún nervio cercano y esto al mismo tiempo generar entumecimiento y dolor en brazos y piernas, problemas para controlar la micción y falta de control en las extremidades.

Osteoartritis: Los dolores en la espalda alta pueden estar generados por los huesos y articulaciones, cuando el cartílago que los protege se desgasta y pierde su función.

Dolor miofascial: En ocasiones las molestias pueden derivar de problemas en el tejido conectivo de la espalda, el cual puede lesionarse a causa del uso excesivo o a movimientos bruscos.

Otro tipo de lesiones en la espalda superior

Hay algunas lesiones, menos comunes, que pueden generar dolor dorsal al afectar tanto a huesos como a los músculos, por ejemplo:

  • Fibromialgia
  • Escoliosis
  • Deformidades de la columna
  • Cifosis problemática

Factores de Riesgo ¿Qué te hace propenso a sufrir dolor dorsal?

Es posible que a lo largo de tu vida experimentes por lo menos alguna vez dolor muscular de espalda, esto puede deberse a una postura prolongada, por ejemplo pasar muchas horas trabajando en el ordenador.

También pueden ocurrir lesiones en esta parte del cuerpo si sufres de algún accidente o realizas ejercicio sin hacerlo de la manera correcta.

Diagnóstico profesional

Si acudes al médico para que encuentre las causas del dolor dorsal es muy probable que en primer lugar te pregunte sobre tus antecedentes, los síntomas, el tipo de trabajo que realizas y las actividades deportivas que practicas.

En primer lugar se hará una evaluación física donde se buscarán indicios de inflamación y daño, posiblemente sea necesario utilizar imágenes de diagnóstico, como la radiografía y resonancia magnética (3)

Por medio de ella podemos saber si hay un disco herniado o fractura en las costillas o vértebras.

Tratamiento ¿Qué hacer para aliviar el dolor de espalda superior?

La mayoría de pacientes pueden controlar el dolor dorsal utilizando analgésicos de venta libre, como el naproxeno, ibuprofeno y meloxicam.

No se recomienda el uso de antiinflamatorios no esteroideos, como la dexametasona y betametasona; de utilizarlos debe ser bajo la prescripción de un profesional.

También se puede aplicar calor o hielo en la parte afectada, por lo menos 2 veces al día y realizar ejercicios de estiramiento siempre que no haya una fractura o contusión.

Los masajes, movilizaciones y manipulación de la columna suelen generar un alivio duradero en el paciente.

Tratamiento B-Cure Laser para dolor en la zona dorsal

El láser de la empresa B-Cure Laser, proporciona una terapia láser de bajo nivel.

Este tipo de terapia láser ofrece una potencia similar a la de algunos láseres profesionales utilizados en clínicas médicas.

Al ser el dispositivo portátil y ligero, es posible llevar a cabo un tratamiento para el dolor dorsal desde la comodidad de su casa.

El tratamiento láser B-Cure es un tratamiento seguro, eficaz y en proporciona un alivio del dolor de espalda, por lo cual es recomendado como tratamiento alternativo.

B-cure_laser_tratamiento-dolor-de-espalda-superior_bcurelaserrevision

¿Se puede prevenir el dolor en la parte alta de la espalda?

En algunos casos se puede prevenir el dolor en la espalda superior, sin embargo, algunas veces las lesiones no se pueden evitar.

Puedes llevar a cabo las siguientes acciones para mejorar tu calidad de vida:

Descansa en una superficie lisa: Los colchones desgastados suelen generar dolor en la espalda y aumentan las probabilidades de padecer desviaciones.

Utiliza almohadillas térmicas o compresas de hielo: Esto ayuda a reducir el dolor que apenas aparece y evita que empeore.

Mantén una buena postura: Sobre todo cuando te sientes o permanezcas de pie mucho rato.

Realiza ejercicio de estiramiento y fortalecimiento: Para mejorar la espalda y abdomen, esto te ayudará a mantener una mejor postura lo largo del día y disminuir las probabilidades de una lesión.

Prácticas técnicas para reducir el estrés: La respiración profunda y la relajación pueden aliviar la tensión acumulada en la espalda.

 ¿Cuándo consultar con el médico?

Será necesario que busque la atención de un profesional de la salud, si:

  • El dolor es muy intenso y persistente
  • Utilizado analgésicos, masajes y fisioterapia no sientes alivio
  • Tienes otros síntomas como ser pérdida de peso o falta de apetito
  • Sufriste una caída o accidente reciente

El dolor en la espalda superior por lo general no es grave, pero si requiere de tratamiento lo antes posible para evitar que empeore.

Fuentes:

(1) Dolor de espalda alta y dolor de espalda media

(2) Causas más probables del dolor de espalda

(3) Tratamiento del dolor de espalda baja

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.