Dolor de rodilla

Dolor-de-rodilla-bcurelaser

Dolor de rodilla. Una afección muy común.

El dolor de rodilla es una afección bastante común en gran parte de la población mundial.

La probabilidad de que en el transcurso de nuestras vidas experimentemos molestias en esta articulación es alta.

Debido a que la rodilla está fuertemente implicada en la locomoción, es una de las articulaciones más propensas a desarrollar lesiones, enfermedades degenerativas y traumas.

En ciertos casos el dolor en las rodillas es pasajero y se puede tratar de manera sencilla con analgésicos y agentes físicos, sin embargo, si se trata de una patología, la cura puede requerir más tiempo.

¿Qué son los dolores de las rodillas?

La rodilla es una articulación compleja, está conformada por el hueso del fémur y la tibia, unidos entre sí por medio de ligamentos que forman una cápsula y guardan en su interior líquido sinovial.

Este fluído viscoso y transparente, se encuentra en las articulaciones y es el responsable de reducir la fricción entre los cartílagos y otros tejidos en las articulaciones, lubricándolas y amortiguándolas durante el movimiento.

Otro componente de las rodillas, los cartílagos, ubicados en los extremos de cada hueso y en los meniscos, cumplen la función de amortiguar el impacto del movimiento de la estructura ósea (nuestro esqueleto y cuerpo).

Tanto los ligamentos, al igual que los cartílagos son propensos a sufrir lesiones o daños, así que podemos experimentar dolor en cualquiera de ellas.

Síntomas de dolor de rodilla
¿Qué experimentamos cuando nos duelen las rodillas?

Dependiendo de la parte afectada, el dolor de rodilla puede variar y ser percibido por el paciente de distintas maneras.

Entre los síntomas más frecuentes:

  • Enrojecimiento seguido de fiebre local
  • Inflamación
  • Rigidez
  • Ruido de crujido al mover la articulación
  • Limitación para extender completamente la rodilla
  • Inestabilidad o debilidad al ponerse de pie o caminar

Posibles causas

Existen diversos motivos por los cuales una persona puede experimentar dolor en las rodillas.

Causas de dolor agudo

El dolor agudo suele ser temporal y puede provenir de un golpe directo sobre la articulación.

En ocasiones, debido a una lesión generada durante una práctica deportiva, esfuerzo no habitual, caída, giro brusco o postura forzada.

Junto con el dolor puede aparecer un hematoma e inflamación.

También puede ocurrir que el líquido sinovial se derrame debido a un daño en el ligamento o en los meniscos.

Causas de dolor crónico

Existen numerosas enfermedades que pueden generar un dolor de rodilla crónico, por ejemplo:

Artritis

Hay diversos tipos de artritis que generan inflamación, rigidez y limitan los movimientos de la articulación.

La artritis reumatoidea, un tipo de enfermedad autoinmune, puede ocasionar daños irremediables en la cápsula sinovial de la rodilla.

Aproximadamente uno de cada cuatro adultos con artritis informa haber experimentado dolor articular intenso relacionado con la artritis y casi la mitad de los adultos con artritis tienen dolor persistente.

El dolor articular relacionado con la artritis, afecta a millones de personas en todo el mundo. Adultos de todas las edades, indistinto del sexo, raza y/o etnia.

Enfermedad de Osgood–Schlatter

Esta enfermedad, vinculada con el crecimiento, se presenta en niños y adolescentes y consiste en la inflamación de la espina tibial.

Artrosis

Es una enfermedad degenerativa en la que el cartílago se desgasta progresivamente. La arrosis suele ser más común en personas obesas y de edad avanzada.

Lesiones no atendidas

Las lesiones repetitivas en la estructura ósea de la rodilla, o en su cercanía, pueden generar un daño irreversible.

Daños similares pueden ocurrir con lesiones no tratadas por tiempo prolongado.

Lesiones más frecuentes en las rodillas

Al realizar prácticas deportivas intensas o algún trabajo que demande un gran esfuerzo físico, es posible que aparezca lesiones.

Para evitar esto es importante evitar hacer movimientos bruscos y tomar las precauciones necesarias.

Entre las lesiones más comunes se encuentran las siguientes:

Esguince de rodilla

Tiene lugar cuando uno o varios ligamentos se estiran demasiado debido a un movimiento forzado o sovre-esfuerzo físico

Desgarro

Consiste en el sobre estiramiento de un tendón o tejido muscular.

Bursitis de rodilla

Es la inflamación de los sacos sinoviales que protegen los huesos de la articulación e impiden la fricción.

Daño en fibrocartílago

Comunmente conocido como lesión en los meniscos, consiste en la ruptura de los amortiguadores ubicados en el interior de la rodilla.

Otros tipo de lesiones menos comunes en las rodillas

Hay lesiones menos comunes que pueden ocasionar dolores de las rodillas.

Pueden generarse por el esfuerzo físico extremo, aunque son más probables debido a traumatismos, es decir, golpes y accidentes.

Síndrome de banda iliotibial:

Frecuente en ciclistas y corredores, quienes padecen de un engrosamiento del tejido que se extiende desde la parte externa de la cadera hasta la parte interna de la rodilla.

Cuerpo suelto: Se da cuando un fragmento del hueso o el cartílago se desprende y queda alojado dentro de la articulación.

En algunos casos estás pequeñas fracturas no generan un gran problema.

Sin embargo, los fragmentos pueden alojarse muy cerca de los ligamentos y enterrarse en ellos cada vez que se produce un movimiento, por lo que se recomienda no desatender este tipo de lesiones.

Dislocación de rótula: Ocurre cuando el hueso triangular de la rodilla, denominado rótula, se sale de su lugar. Es algo visiblemente apreciable.

Factores de riesgo ¿Qué nos hace propensos al dolor en las rodillas?

Como mencionamos anteriormente, es probale que cada uno de nosotros, en algún momento de nuestras vidas, experimentaremos dolores en las rodillas.

Sin embargo, hay factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecer dolor crónico y están vinculados con ciertas enfermedades.

Sobrepeso

El exceso de peso implica que las articulaciones de tus piernas y pies deben hacer un mayor esfuerzo, el cual termina por desgastar el cartílago.

La obesidad también aumenta las probabilidades de padecer osteoartritis y osteoporosis, entre otras enfermedades.

Lesión Previa

Si ya has tenido una lesión en la rodilla, como ser un desgarro o fractura, es probable que esa parte de tu cuerpo requiera de un cuidado extra, sea más sensible y propensa a otra lesión.

Deportes y ocupaciones

Los deportes que exigen más movimientos de piernas son los que tienen un alto índice de dolor en las rodillas de quienes los practican.

Algo similar ocurre con los trabajos que ameritan un gran esfuerzo físico.

Falta de flexibilidad o fuerza muscular

La falta de flexibilidad en una articulación hace que está sea más vulnerable a sufrir daños debido a que su rango de apertura es menor y un movimiento brusco podría lesionarla.

Por otra parte, los músculos fuertes ayudan a estabilizar las articulaciones y huesos.

Si hay debilidad, los movimientos se ejecutan con menos precisión y los golpes tienen mayor Impacto.

Tratamiento y diagnóstico de la afección

Uno de los aspectos principales en el tratamiento del dolor de rodilla consiste en mantener reposo y evitar la sobrecarga, con el fin de evitar un daño mayor o lesión en la articulación.

Por lo general, el dolor agudo se trata con la aplicación de frío y la elevación de la rodilla cuando se está en estado de reposo.

También se utilizan analgésicos no esteroideos para tratar el dolor y la inflamación.

Luego de esta fase, al cabo de unos días, el paciente puede comenzar a hacer ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de los músculos cercanos, lo cual ayudara aliviar el dolor.

El calor debe de evitarse en las primeras 48 o 72 horas luego de un golpe, debido a que las altas temperaturas aumentan la inflamación en la zona.

En los casos de dolor crónico se recomienda al paciente realizar fisioterapia, donde se incluyen ejercicios de rehabilitación y tratamiento con agentes físicos que le ayudarán a manejar mejor el dolor.

Tratamiento de dolor con el láser B-Cure Laser

¿En qué consiste el tratamiento del dolor de rodilla con el láser B-Cure Laser?

El tratamiento láser B-cure es efectivo en la reducción del dolor crónico y adecuado para todas las edades.

Este tipo de tratamiento no invasivo, el cual está clinicamente comprobado por diversos estudios y ensayos clínicos en ciego, es de uso doméstico y de fácil utilización.

La terapia láser de baja intensidad que B-Cure Laser proporciona, ofrece la misma potencia que varios láseres profesionales utilizados en clínicas.

B-cure_laser_tratamiento-dolor-de-rodilla

El tratamiento láser de B-Cure cuenta con un poder restaurador y es sumamente recomendado para tratar los diferentes dolores, entre ellos el dolor de rodillas.

Al entrar en contacto con la piel, el dispositivo láser B-Cure Laser, permite que la energía de los fotones penetre en los tejidos de la piel.

Por consecuente la energía es transportada dentro de las células.

El tratamiento que el láser B-cure ofrece promueve la mejora del cuerpo de manera natural y no invasiva, por medio de un proceso de regeneración acelerado.

¿Puede complicarse un dolor de rodilla?

La severidad del dolor de rodilla dependerá de la causa que lo origina.

Un traumatismo no tiene el mismo impacto que una inflamación ocasionada por entrenamiento excesivo.

Los casos que derivan en complicaciones son aquellos vinculados con patologías crónicas como: artritis reumatoidea, artrosis y sobrepeso, donde se desgasta lentamente el tejido articular.

Prevención del dolor de las rodillas

Podemos tomar algunas acciones para prevenir el dolor en las rodillas, sin embargo, los golpes y las caídas no siempre se pueden evitar.

Algunas medidas que puedes tomar para evitar dolor de rodilla:

Mantén un peso adecuado: De esta manera evitar la sobrecarga en los tobillos, rodillas, caderas y pies.

Si haces deporte aprende a ejecutar la técnica: Todos los deportes tienen una técnica que debes aprender a ejecutar a la perfección si no quieres lesionarse.

Por ejemplo, en el yoga es muy importante la alineación, en la natación debes prestar atención a la brazada.

Evita el sedentarismo: El sedentarismo debilita los músculos, huesos y ligamentos del cuerpo, haciéndote más propenso a sufrir de enfermedades en la columna y lesiones.

Trata bien las lesiones y presta atención al dolor: Algunas personas sienten dolor pero se auto-medican analgésicos para aliviarlo, sin tratar la causa que lo origina.

El dolor en la rodilla algunas veces puede tratarse en casa, pero si sientes que se trata de una molestia grave, es recomendable acudir al médico.

 

 

Referencias:
rodilla
artitis reumatoide
como afectan los kilos de mas en las rodillas
como aliviar el dolor de rodillas
rodillas
arthritis

 

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.